Un edificio público no puede estar cerrado más de 30 años.
Es el momento de dar una solución definitiva al mercado de Montamarta.
Por la cesión a los vecinos y vecinas para equipamiento social y cultural gestionado democráticamente.

En los días pasados, un grupo de vecinos y vecinas de nuestro distrito entró en las instalaciones del mercado de Montamarta con la intención de ponerlo en uso para dar satisfacción a las necesidades de la población. Ante ello, las entidades agrupadas en la Coordinadora de Asociaciones Vecinales queremos manifestar lo que sigue:

1. El mercado llevaba más de 30 años cerrado y las previsiones apuntaban que seguiría así durante mucho tiempo más. Reiteradamente las asociaciones hemos exigido, primero al IVIMA y luego al Ayuntamiento de Madrid, la inmediata reparación de las instalaciones y su destino para cubrir los déficit dotacionales del barrio y del distrito. Hemos recibido algunas promesas, pero ningún hecho.

2. La iniciativa de un amplio grupo de vecinas y vecinos de entrar en el mercado y abrirlo a la población nos merece una opinión muy favorable, tanto más cuanto el único objetivo que les mueve es ofrecer el espacio a todos y todas, para su disfrute y para su gestión. El referido grupo ha asumido unos sacrificios que las asociaciones valoramos en toda su valía y queremos agradecerles públicamente. Nos sumamos a las personas, residentes en los alrededores, que espontáneamente se han pasado por el local a ofrecer su apoyo.

3. Por todo ello, la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de San Blas reclamamos al Ayuntamiento de Madrid que entable las conversaciones oportunas con los promotores y promotoras de la iniciativa a fin de de asegurar la recuperación del mercado de Montamarta y su destino a un equipamiento social y cultural gestionado democráticamente por los vecinos y vecinas.

4. Nos oponemos radicalmente a cualquier actuación de desalojo policial de las instalaciones. Es injustificable que en un distrito con tantas necesidades de equipamientos exista un edificio público abandonado durante años y años.

5. Ahora, gracias al esfuerzo y el compromiso de un grupo de vecinos y vecinas se abre la oportunidad de reparar esta injusticia. Las Asociaciones llamamos a todos y todas, así como al Ayuntamiento, a aprovechar esta oportunidad de devolver la utilidad al mercado de Montamarta.

Share