¡Hola a todas!

Lo que tengo detrás es el Espacio Vecinal de Montamarta. Como podéis ver el lunes la Policía Municipal haciendo cumplir las órdenes del Ayuntamiento de Madrid, sin pararse a pensar si son legales o no, tapió la puerta con un muro. Otro muro más de vergüenza, de los miles que pueblan este mundo. Quizás este sea más pequeño que la mayoría, posiblemente sea más grande que algunos, pero su objetivo sigue siendo el mismo: encerrar los sueños de las personas.

Hace 47 días las vecinas del distrito de San Blas liberaron este espacio, pero no sólo eso. Hace 4 meses ese mismo grupo de vecinos se empezó a reunir para idear un lugar justo y útil para todos los vecinos de San Blas. Pero incluso voy a ir más lejos, hace más de una década, las Asociaciones de Vecinos del distrito empezaron a proponer al Ayuntamiento, siguiendo todos los cauces legales existentes, que ese edificio fuese beneficioso para los vecinos, fueron ignoradas reiteradas veces. Paradójicamente ahora nos piden a los vecinos que emprendamos ese proceso “legal” que ya aparcaron en varias ocasiones.

Este muro que tenemos delante es la representación de muchos miedos por parte de las autoridades. Miedo a que nos conozcamos, miedo a que nos ayudemos, miedo a que pensemos, miedo a que comprendamos que no nos hacen falta, en definitiva miedo a que descubramos que somos una comunidad, a que descubramos que somos vecinas.

Con esta concentración exigimos que ese muro desaparezca, que este espacio vuelva a ser usado por sus legítimos dueños, las vecinas.

Porque recordemos, este espacio es público, y el Ayuntamiento o Madrid Salud son meros gestores, que en este caso no pueden o no quieren cumplir con su deber, no son los dueños, por eso nosotras exigimos que se devuelva a sus verdaderos propietarios. Que como han demostrado durante 44 días harán una gestión del lugar mucho mejor de la que ellos nunca podrían llevar a cabo.

Por y para el barrio, porque es un edificio del barrio. Por y para los vecinos, porque son sus legítimos dueños.

Somos los dueños de nuestras vidas y nunca podrán tapiar nuestros sueños.

NO HAY PUERTAS PARA EL PUEBLO.

Espacio Vecinal de Montamarta

8 de diciembre de 2011

 

 

 

Share