En el distrito de San Blas los recursos sociales existentes son asistencialistas y pobremente basados en un modelo más cercano a la investigación-acción-participativa1 que permita a la población desarrollarse de una forma autónoma.
Siendo uno de los distritos más empobrecidos tanto social, como cultural y económicamente de la ciudad de Madrid, la oferta municipal para cubrir las necesidades del distrito es escasa y deficiente, por lo que las asociaciones vecinales se han visto obligadas a cubrirlas. La problemática del distrito se puede observar en las siguientes áreas: inmigración, población gitana, drogas, abandono infantil y/o escolar, tercera edad, adolescentes, jóvenes, y paro.
En este contexto, y encontrándonos ante un edificio municipal en un proceso de abandono continuado de más de veinte años que, lógicamente, empobrece todo su entorno, podemos entender la necesidad de generar un espacio que fomente la interculturalidad, la integración de las minorías, la prevención de conductas adictivas, el apoyo escolar y educativo, el envejecimiento activo, la creación de espacios alternativos de ocio y la formación ocupacional y el autoempleo, a través del trabajo en red que desempeñan todos los agentes socioculturales del distrito, y del desarrollo de nuevas propuestas que den cobertura a estas necesidades. Este espacio, que ve en la participación activa uno de sus principales objetivos, pretende dar estrategias y herramientas al vecindario para ir cubriendo estas necesidades.
El funcionamiento de este espacio no pretende estar aislado de los demás recursos existentes, si no que se integra y complementa con los mismos, trabajando de forma conjunta con asociaciones vecinales, culturales, deportivas, socio-educativas y con los centros públicos del distrito. Somos conscientes de que la cobertura de las necesidades de nuestro barrio no es tarea fácil, por eso vemos imprescindible la colaboración y cooperación con los recursos y entidades que llevan años trabajando en ello. Nuestra tarea es, por ende, contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas que vivimos en el distrito de San Blas, generando una oferta socioeducativa amplia a través de un modelo de gestión participativo que permita al vecindario no sólo disfrutar de dicha oferta, sino construirla activamente.

1* Investigación-acción-participativa: Método de investigación y aprendizaje colectivo de la realidad, basado en un análisis crítico con la participación activa de los grupos implicados, que se orienta a estimular la práctica transformadora y el cambio social.

Share